HIGIENE Y SEGURIDAD LABORAL - Mecanizado de planchas de aglomerados de sílice mediante el uso de herramientas portátiles: exposici
Higiene y Seguridad Laboral Miércoles, 07/12/2016, 6:09 PM
Le saludo Visitante | RSS
Menú del sitio

Banner

Calendario
«  Diciembre 2016  »
LuMaMiJuViSaDo
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031

DESCRIPCIÓN DE LA SITUACIÓN DE TRABAJO: 

La situación de trabajo engloba diferentes tareas de mecanizado para la transformación de tableros o planchas de aglomerados de sílice con herramienta portátil.
Las tareas más habituales son el corte y el pulido, aunque puntualmente se realizan otros mecanizados como el fresado y el taladrado.
Estas tareas de mecanizado se pueden realizar en:

Talleres

  • Corte, para hacer los huecos para fregaderos, vitrocerámicas o placas de cocción o bien para llevar a cabo pequeñas rectificaciones o despiezar los retales de material que no se van a utilizar;
  • Pulido, tanto de cantos como de superficies más amplias;
  • Otros mecanizados, como por ejemplo fresado o taladrado de orificios para grifos u otros elementos.

Montaje en obra

  • La instalación de la pieza elaborada en el taller puede necesitar el desarrollo de pequeños ajustes y acabados que requieran la ejecución de tareas de mecanizado.

Durante la realización de estas tareas el aglomerado de sílice se disgrega liberándose al ambiente polvo con un porcentaje de sílice cristalina muy elevado. Una parte importante de este polvo está formado por partículas de tamaños que corresponden a lo que se denomina "fracción respirable”, no visible a simple vista, que penetra hasta los alvéolos pulmonares puediendo causar daños graves en el sistema respiratorio.


Pulidora

 

 

 

 

Cortadora                                                                                                                                                                                   Pulidora

AGENTES QUÍMICOS: 

El agente químico de mayor interés toxicológico, contenido en el polvo que se desprende en esta tarea es:

Sílice cristalina (dióxido de silicio cristalizado): SiO2.
En los aglomerados de sílice el contenido de sílice cristalina se puede encontrar entre 70 % y 90 % en forma de cuarzo y cristobalita. 

Otros componentes que pueden estar presentes son: resina de poliéster, pigmentos, vidrio, espejo, granito, aditivos.

DAÑOS PARA LA SALUD: 

Aunque las tareas de mecanizado de planchas de aglomerado de sílice pueden comportar otros riesgos, aquí solo se tratarán los derivados de la exposición a agentes químicos.
La vía de entrada más importante de la sílice cristalina en el organismo es la vía inhalatoria.

En el sistema respiratorio
La inhalación de la fracción respirable de sílice libre cristalina puede producir:

  • Silicosis. Es una  enfermedad respiratoria grave, progresiva e irreversible, que puede provocar la incapacidad laboral e incluso la muerte. Se caracteriza por la formación de fibrosis en los pulmones a consecuencia de la sedimentación de sílice en los alvéolos. El síntoma más característico de la silicosis es la dificultad para respirar, sobre todo asociada a la realización de un esfuerzo físico. A veces también se presentan otros síntomas como tos repentina, dolor torácico y debilidad física.

La enfermedad puede cursar sin síntomas que alerten de su evolución.

Una silicosis diagnosticada a una persona que ha realizado trabajos con exposición por inhalación a polvo de sílice libre tiene la consideración legal de enfermedad profesional.

  • Tuberculosis
  • Cáncer de pulmón. La Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC) clasifica la sílice cristalina como "cancerígeno para los humanos”. En la actualidad, esta sustancia química no aparece en la normativa en materia de clasificación, envasado y etiquetado de sustancias y preparados peligrosos, ni figura en la lista de sustancias cancerígenas de la normativa específica de prevención de riesgos laborales relativa a cancerígenos.
  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)

La tuberculosis, el cáncer de pulmón y la EPOC pueden desarrollarse con más probabilidad por quienes ya están enfermos de silicosis. No obstante, las anteriores patologías pueden manifestarse como consecuencia de la exposición a sílice cristalina sin que al trabajador desarrolle silicosis.

En ojos y piel
El contacto con el polvo de sílice libre cristalina puede provocar irritación en ojos y piel.

más información...

FACTORES DE RIESGO MÁS IMPORTANTES: 

Los factores de riesgo más importantes que aumentan la probabilidad de que se materialicen los daños para la salud derivados de la exposición a sílice cristalina son:

  • El material que se manipula: por los elevados porcentajes de sílice cristalina que pueden contener las planchas de aglomerado de sílice.
  • La ausencia o falta de adecuación de las medidas preventivas.
    • Ausencia o ineficacia de métodos de supresión del polvo asociados a los equipos de trabajo (herramientas portátiles con aporte de agua, sistemas de aspiración de alto vacío acoplados a las herramientas portátiles, etc)
    • Ausencia de aspiraciones localizadas o deficiencias en el diseño y funcionamiento de las mismas.
    • Incorrecta o insuficiente ventilación general, como complemento de la extracción localizada.
    • Equipos de protección respiratoria inadecuados, contaminados con polvo por su parte interior o con el filtro colmatado.
  • La carga de trabajo y la duración de la tarea que influyen en la cantidad de polvo que se genera y en el tiempo que el trabajador permanece expuesto al polvo.
  • El procedimiento de trabajo y limpieza inadecuados

Otros factores a considerar son:

–    La susceptibilidad individual y patologías previas del trabajador
–    El hábito de fumar

MEDIDAS PREVENTIVAS: 

Una vez identificados los factores de riesgo se deben adoptar medidas preventivas dirigidas, en primer lugar, a eliminar los riesgos. Cuando ello no sea posible habrá que implementar medidas preventivas de control del riesgo y de protección del trabajador para reducir el nivel de riesgo.
En esta tarea la única medida de eliminación del riesgo posible, sería la sustitución total del material empleado por otro material que no contenga sílice cristalina. Mientras esto no sea posible se deben adoptar algunas de las medidas preventivas que se indican a continuación.

MEDIDAS DE REDUCCIÓN Y CONTROL DEL RIESGO

En el caso de que no sea posible la sustitución total se aplicarán las medidas siguientes, en orden de prioridad:

Sustitución parcial del agente
Sustitución parcial del material empleado. Si es posible se utilizarán materiales con menor contenido en sílice como el mármol, granito, compactados porcelánicos, etc…

Modificaciones en el local y el proceso y organización del trabajo

1. Separación de los puestos de trabajo donde se emite polvo al ambiente del resto de puestos de trabajo.

2. Utilización de herramientas portátiles de corte con sistema de aporte de agua. No se debe olvidar que el aerosol que se genera durante el proceso puede contener polvo. En estas herramientas se controlará especialmente:

  • la adecuación y buen estado de los suministros de agua,
  • que los equipos de trabajo estén diseñados para prevenir el riesgo eléctrico y otros por la presencia de polvo y agua,
  • que la limpieza de los restos generados se realice antes de que éstos se sequen.

Cortadora para corte con agua                                                                                                                Pulidora para pulido con agua

Cortadora para corte con aguaPulidora para pulido con agua

 

 

 

 

 

 

 

 

3. En situaciones excepcionales justificadas, cuando no sea posible el trabajo en húmedo, se emplearán herramientas portátiles con sistemas de aspiración y recogida de polvo incorporados.

Sistema de alto vacío para captación de polvo

 

 

 

 

 

 

 

                                                Sistema de alto vacío para captación de polvo

 

 


Herramientas portátiles asociadas a sistemas de alto vacío para captación de polvo.Herramientas portátiles asociadas a sistemas de alto vacío para captación de polvo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Herramientas portátiles asociadas a sistemas de alto vacío para captación de polvo

4.    Para los trabajos en taller, en los casos en los que no fuera posible utilizar equipos de trabajo con aspiración incorporada, se utilizarán cabinas o campanas de aspiración con flujo vertical u horizontal y empleo de banco rotatorio. Las dimensiones de la cabina deberán ser lo suficientemente grandes para que, en lo posible, el material que se esté transformando quede en su interior.
Estos sistemas de aspiración pueden disponer de cortinas de agua como suplemento a la captación del polvo.
Normalmente se necesitará una velocidad de aire en la cabina como mínimo entre 1 y 1,5 m/s. Se controlará especialmente:
la velocidad de entrada en la cabina; se realizarán comprobaciones periódicas para asegurar que sigue siendo adecuada y  uniforme,
la colocación del trabajador; éste no debe situarse nunca entre la fuente de emisión del polvo y el punto de aspiración del sistema de extracción.

Cabina de aspiración con cortina de aguaCabina de aspiración

 

 

 

 

 

 

 

 

   Cabina de aspiración con cortina de agua                                                                      Cabina de aspiración      

Importancia de la correcta colocación del trabajador respecto al punto de aspiraciónImportancia de la correcta colocación del trabajador respecto al punto de aspiración.    

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Importancia de la correcta colocación del trabajador respecto al punto de aspiración

5.    Para los trabajos en obra debido a que no se pueden utilizar cabinas o campanas, la recomendación prioritaria es que la pieza de aglomerado de sílice salga del taller perfectamente conformada a fin de evitar en obra cortes, pulidos u otras manipulaciones. Cuando sea imprescindible realizar estas operaciones es aconsejable utilizar herramientas portátiles acopladas a unidades móviles de aspiración. Si no se puede conectar la herramienta a la unidad móvil se debe asegurar que el punto de aspiración de dicho equipo se coloque lo más próximo posible al foco de emisión de polvo. En cualquier caso se controlará especialmente:

  • que el equipo de aspiración disponga de un sistema de filtración/retención de polvo adecuado,
  • que no se realicen las operaciones de mecanizado en la proximidad de puertas, ventanas o zonas de paso que interfieran en la eficacia del sistema de extracción localizada,
  • la eficacia de las unidades de aspiración mediante un adecuado mantenimiento y verificación.

Debastadora de diamante para trabajo en seco con dispositivo para retención de polvo

 

Unidad móvil de aspiración asociada a herramienta portátil

Unidad móvil de aspiración asociada a herramienta portátil

 

 

 

 

 

 

 

Debastadora de diamante para trabajo en seco con dispositivo para retención de polvo

Si no es posible la utilización de sistemas de aspiración y se van a realizar trabajos puntuales en seco, como puede ocurrir durante las instalaciones en obra, se deberá emplear herramienta portátil con sistema de captación y retención de polvo.

6.    Los sistemas de aspiración (cabinas, campanas, unidades móviles, mesas de trabajo con aspiración incorporada) también pueden ser un complemento para la protección de los trabajadores cuando se empleen métodos húmedos de mecanizado. En estos casos se recomienda que el sistema disponga de un preseparador que capte el agua para impedir el deterioro de los filtros.
En cualquier caso la instalación para la extracción de polvo debe tener una velocidad de captura adecuada a las características del aerosol generado. Por ejemplo, debe tenerse en cuenta que en las operaciones de pulido se emite polvo en todas las direcciones por lo que la velocidad de captura del sistema de aspiración deberá ser lo suficientemente elevada como para captar las partículas que se emiten en dirección contraria a la de aspiración.
Por lo tanto, para conseguir la máxima eficacia de estos sistemas de protección colectiva se debe tener en cuenta la información suministrada por los fabricantes.
Los locales de trabajo dispondrán de ventilación general suficiente para compensar el aire extraído del local por la ventilación localizada.

7.    Se debe trabajar siempre al menor número de revoluciones posible (2500 rpm para discos de radio de 20 cm; 3500 rpm para discos de radio de 15 cm).

8.    Limpieza periódica y eficaz del polvo depositado.
Las superficies se limpiarán mediante aspiración o por vía húmeda (nunca por barrido ni por soplado). Los aspiradores industriales deberán estar equipados con filtros de alta eficacia frente a partículas (filtro HEPA)
Los pisos deben tener una inclinación gradual hacia zanjas de drenaje para facilitar la retirada del polvo mediante mangueras.
Se establecerá un programa periódico de limpieza para salvaguardar una adecuada descontaminación.

9.    Se diseñará y ejecutará un programa de mantenimiento periódico de los equipos de trabajo (herramientas portátiles, unidades de aspiración localizada, equipos para la limpieza) con el fin de asegurar el correcto funcionamiento de los mismos y reducir la probabilidad de averías o desgastes que puedan generar escapes accidentales de polvo a la atmósfera de trabajo.

10.  Se respetarán las instrucciones del fabricante respecto al uso, mantenimiento y limpieza de los equipos de trabajo (herramienta portátil y unidad de aspiración). En base a estas instrucciones se redactará un procedimiento de buenas prácticas para reducir la exposición a polvo.

11.  Las zonas donde se desarrollen los trabajos con herramienta portátil deben disponer de señalización que alerte del peligro que supone para la salud de las personas respirar el polvo de sílice. Se recomienda colocar carteles informativos.

Medidas de higiene personal

  • Se debe acondicionar el lugar de trabajo con un área de aseo para los trabajadores, equipándola de duchas con agua fría y caliente, lavabos y otros servicios higiénicos. También dispondrá de armarios-taquillas en los que guardar debidamente separada, la ropa limpia de uso personal de la ropa de trabajo.
  • Los trabajadores deben asearse manos y cara antes de comer, beber y fumar.
  • Después de una exposición a polvo de sílice, los trabajadores han disponer de tiempo para asearse. La guía de agentes químicos del INSHT recomienda diez minutos antes de salir del centro de trabajo.

MEDIDAS DE PROTECCIÓN INDIVIDUAL DEL TRABAJADOR

Utilización de equipos de protección respiratoria
Si pese a utilizar las mejores medidas técnicas y organizativas de control disponibles, no fuera posible conseguir que la exposición de los trabajadores estuviera por debajo del valor límite, la utilización de protección individual respiratoria será obligatoria.
En el mecanizado de planchas de aglomerado de sílice, cuando el trabajo con herramientas portátiles sea intenso, la aplicación de una sola de las medidas anteriores puede ser insuficiente para el control del riesgo de exposición a la sílice cristalina. Incluso puede haber ocasiones en las que la ventilación por extracción no sea suficiente para conseguir que la exposición a sílice cristalina sea inferior al valor límite. En estos casos será necesario el uso de protección respiratoria. Por lo tanto, se debe considerar el conjunto de medidas adecuado a cada situación de trabajo.
Otros casos en los que el empleo de equipos de protección respiratoria puede estar indicado son los siguientes:

  • Provisionalmente, mientras se adoptan  o mejoran las medidas de protección colectiva necesarias.
  • En operaciones puntuales o excepcionales en las que no resulte posible o razonable implantar medidas de protección colectiva, como en el caso de los trabajos en obra.
  • Como complemento, voluntario para los trabajadores, de medidas de control suficientes, cuando los daños posibles sean especialmente graves.

Equipo filtrante con ventilación aistidaLos equipos de protección individual respiratoria deben ser de alta eficacia frente a partículas sólidas y aerosoles líquidos. Pueden ser mascarillas autofiltrantes FFP3, semimáscaras o máscaras con filtros P3 o dispositivos filtrantes contra partículas de ventilación asistida.
Estos EPI se enmarcan dentro de la categoría III por estar destinados a proteger al usuario de un peligro que puede dañar gravemente y de forma irreversible su salud. Deben disponer de marcado CE que garantiza el cumplimiento de las exigencias técnicas requeridas y de folleto informativo en el que se dan las instrucciones de uso y mantenimiento e información sobre los riesgos de los que protege y el nivel de protección.

 

 

 

 

Equipo filtrante con ventilación asistida

 

Los equipos de protección individual respiratoria no se  utilizaran, en ningún caso, como única medida para reducir la exposición a sílice cristalina.
Se respetarán las instrucciones del fabricante sobre su uso, limpieza y mantenimiento, en especial en lo referente a las pautas para su sustitución.
Los trabajadores dispondrán de lugares adecuados para la conservación de los equipos de protección individual respiratoria. No se dejarán nunca sobre superficies y  en posiciones en las que puedan recoger polvo en su interior.
En los centros de trabajo se colocarán señales indicando la obligación de utilizar los equipos de protección individual, cuando éstos sean necesarios.

Otros equipos de protección individual
Para la protección frente a otros riesgos diferentes a la exposición a sílice cristalina, durante la realización de las tareas de mecanizado pueden ser necesarios otros equipos de protección individual tales como gafas de protección, guantes de protección mecánica, calzado de seguridad y protección auditiva.


Descargar pdfTamaño
BASEQUIM 005.pdf2.64 MB
Estadisticas

Encuestas
Estimen mi sitio
Total de respuestas: 183

Copyright MyCorp © 2016