Trucos de Prevención: control del deslumbramiento molesto - 29 de Junio 2011 - Blog - HIGIENE Y SEGURIDAD LABORAL
Higiene y Seguridad Laboral Domingo, 04/12/2016, 10:24 PM
Le saludo Visitante | RSS
Menú del sitio

Banner

Calendario
«  Junio 2011  »
LuMaMiJuViSaDo
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930

Inicio » 2011 » Junio » 29 » Trucos de Prevención: control del deslumbramiento molesto
9:04 PM
Trucos de Prevención: control del deslumbramiento molesto

A veces nos encontramos con asesoramientos y evaluaciones de riesgos en los que se proponen como acciones correctoras que las luminarias del sistema de iluminación general se coloquen en una disposición paralela en relación a los puestos de trabajo.

Estas acciones que suelen comportar una inversión importante para su adecuación representan, en más de una ocasión, el origen de un conflicto entre técnicos de prevención y quienes deben asumir el coste de las modificaciones en las instalaciones. Por este motivo, este tipo de medidas preventivas que obedecen sólo a unos criterios generales de diseño que deben ser conocidos por los técnicos de prevención de riesgos laborales, resultan insuficientes para argumentar desde un punto de vista estrictamente técnico la modificación solicitada.

Intentaremos explicar en este post, de la manera más sencilla y resumida posible, cómo debemos encarar la justificación de esas actuaciones técnicas.

Para evaluar y controlar el deslumbramiento de los sistemas de iluminación en interiores, no basta con analizar la disposición de las luminarias con respecto a la orientación de los puestos de trabajo para saber si se produce lo que se conoce como "deslumbramiento molesto” -el otro tipo de deslumbramiento se conoce como "deslumbramiento perturbador”, su efecto principal es reducir la visibilidad de la tarea y su control es bastante sencillo pues se trata de que las fuentes luminosas, como podrían ser las ventanas, no se encuentren situadas frente a los ojos de los trabajadores. Como este tipo de deslumbramiento no es objeto de este post lo dejamos para otra ocasión.- sino que hay que llevar a cabo algunos cálculos que pueden revestir cierta complejidad. Vamos a verlo:

La publicación CIE 17.4-1987, de la Commission Internationale de l’Éclariage (CIE), define el deslumbramiento molesto como: "El resplandor que ocasiona una disconformidad visual sin necesariamente disminuir la visión de los objetos”. Esto es importante porque, aunque las molestias de este tipo de deslumbramiento no resultan evidentes para quién lo padece, sí son acumulativos sus efectos, pudiéndose ocasionar en el usuario de la instalación: afecciones oculares, dolores de cabeza, fatiga visual, incremento de errores en el trabajo y, ¡cómo no! pérdida de productividad. Por este motivo, se deben evaluar las instalaciones con objeto de conocer si los niveles de deslumbramiento son aceptables o no. Para ello, se debe establecer el grado de deslumbramiento que es aceptable en función de la actividad o lugar de trabajo del que se trate. En el Anexo A de la Guía Técnica del RD486/97 se indican los niveles máximos del valor Unified Glared Rating (UGR) según el método recomendado por la CIE. La metodología del cálculo del índice UGR para un lugar de trabajo determinado se puede consultar en el informe técnico CIE 117-1995: "Disconfort Glare in Interior Lighting”. Hay que considerar que este índice evalúa el deslumbramiento molesto en iluminación general (por ejemplo, la de toda una nave) y no en iluminación localizada. Los valores de deslumbramiento se suelen encontrar entre 10 (deslumbramiento imperceptible o bajo) hasta 31 (deslumbramiento inaceptable).

Para realizar el cálculo de unas determinadas instalaciones la CIE 117-1995 explica tres procedimientos: fórmula de la UGR, tablas de UGR y curvas UGR. Pues bien, como el valor del índice UGR es función de la posición del trabajador, se tendrán en cuenta para el cálculo del índice de deslumbramiento las posiciones más desfavorables. Estas posiciones se sitúan en la mitad de las paredes del local, de manera que se obtienen dos direcciones de visión: la longitudinal o paralela al eje mayor de la luminaria y la transversal o perpendicular al eje mayor de la luminaria. Como estas dos posiciones suponen los peores casos, fuera de estas dos posiciones el nivel de deslumbramiento siempre será menor. Por lo tanto, si podemos asegurar que en estos dos puntos estamos en niveles de UGR por debajo del límite que marca la norma, podemos asegurar que cualquier otro punto también cumplirá.

Así que, visto lo visto, aunque los índices UGR de visión transversal suelen ser ligeramente superiores (según qué tipo de lámpara y luminaria) que los de visión longitudinal, no son determinantes, ni muchísimo menos, como para justificar una prohibición y, por lo tanto, incluir una medida preventiva que lleva a alinear la iluminación con la disposición de los puestos de trabajo, aunque sea una recomendación muy extendida en la literatura de Prevención de Riesgos Laborales. En cualquier caso, ante problemas de UGR elevados las soluciones acostumbran a venir por otras vías, como son: elevar la altura de las luminarias, aumentar la luminancia de fondo o cambiar, en último caso, el tipo de luminaria.

Cómo podemos llevar a cabo este cálculo:

Si vamos a calcular el UGR para un nuevo proyecto luminotécnico tenemos software muy bueno y además gratuito como el Dialux que nos va a facilitar su cáluclo de  una manera sencilla. Eso sí, debemos contar con un servidor fotométrico que permita seleccionar las luminarias que vayamos a utilizar, que tenga la matriz de luminancias, etc.

Pero si de lo que se trata es de evaluar una instalación ya montada recomiendo buscar si tienen un proyecto luminotécnico y ver qué UGR les ha salido (nos podemos llevar más de una sorpresa, como por ejemplo: que no tienen el proyecto hecho, que lo tienen pero no cumple con la normativa de prevención, etc.)

Cuando no sea así pues a tirar de métodos manuales, que aunque más imprecisos, son adecuados para establecer una evaluación rápida de si cumple o no con la norma. En este punto podemos disponer de las tablas de valoración de deslumbramiento según UGR, que la debe suministrar el fabricante (ojo!! no todos lo hacen, ni las confeccionan, pero otros, como Philips, sí). Y por último, si no podemos disponer de las tablas por lo que hemos comentado antes, podríamos calcularlo mediante el método de curvas UGR.

Visiones: 621 | Ha añadido: apu242007 | Ranking: 0.0/0
Total de comentarios: 0
Solamente los usuarios registrados pueden añadir los comentarios.
[ Registrarse | Entrada ]
Archivo de registros

Estadisticas

Encuestas
Estimen mi sitio
Total de respuestas: 181

Copyright MyCorp © 2016