Prevención de Siniestros en la Agroindustria - 29 de Junio 2011 - Blog - HIGIENE Y SEGURIDAD LABORAL
Higiene y Seguridad Laboral Domingo, 04/12/2016, 10:27 PM
Le saludo Visitante | RSS
Menú del sitio

Banner

Calendario
«  Junio 2011  »
LuMaMiJuViSaDo
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930

Inicio » 2011 » Junio » 29 » Prevención de Siniestros en la Agroindustria
9:31 PM
Prevención de Siniestros en la Agroindustria

La seguridad laboral en la agroindustria. Consideraciones. La materia primas con la que se trabaja, las herramientas y el espacio que, en el caso de los silos, es confinado.

Para abordar el tema de la seguridad laboral en la agroindustria se deben considerar en primera instancia varios puntos básicos, entre ellos: la materia prima -grano o pellets- con la que se trabaja, las herramientas –palas o máquinas- y el espacio que, en el caso de los silos, es confinado.

Estos elementos no entrañan un peligro en sí mismos; sino que el riesgo y los accidentes aparecen durante el proceso, es decir, ocurren durante el desarrollo de la actividad.

En este sentido, es sumamente importante estudiar los modos en que el trabajador se vincula con estos objetos o ámbitos, ya que el análisis de esa relación posibilita el diseño de mecanismos de prevención adecuados.

Otro punto a considerar tiene que ver con la organización del trabajo, los horarios, las formas. En esta línea se ubica la tercerización, fenómeno que en las últimas décadas ganó espacio en los modos de producción, y que en algunas oportunidades puede constituirse en un riesgo debido a que a veces se apela a esta modalidad para que se responsabilice un tercero, cuando en realidad, la empresa principal también deberá responder si se produjera un accidente laboral.

El Decreto 617/97 que reglamenta la actividad agraria, fue emitido en julio de 1997 por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la Nación, enunciando una serie de medidas obligatorias que las empresas deben cumplir para asegurar la protección de sus empleados.

Así, según el Artículo 26 de esta disposición, para el desarrollo de las tareas en los silos se debe ventilar el ámbito previo al ingreso con el fin de lograr una atmósfera apta que permita al trabajador respirar naturalmente y sin riesgos.

También se deben proteger las aberturas de descarga e interrupción del llenado, ya que algún empleado puede estar en el túnel y no percibir cuando una compuerta se abre y ser ‘tragado’ por el cereal que se desploma en forma de remolino.

Otros requisitos que figuran en la normativa son: se debe suministrar los elementos y equipos de protección personal adecuados a las tareas a realizar (tales como cinturón de seguridad o cabo de vida, sujeto a un punto fijo exterior); disponer la permanencia de una persona que, desde el exterior del silo, pueda auxiliar al trabajador en caso de necesidad; instrumentar medidas de precaución a fin de evitar la ocurrencia de incendios y explosiones durante el desarrollo de las tareas; y no destrabar ni demoler las bóvedas que se formen por compactación o humedad del material almacenado dentro del silo, ubicándose debajo o encima de esas bóvedas, porque puede ocurrir que al intentar romper el cereal o pellets en el interior del silo, se empiece a desgranar de golpe y arrastre al trabajador que está realizando esa acción.

Si bien la legislación contempla puntos relevantes para la seguridad y la prevención de los riesgos en la agroindustria, en la ‘aplicación’ de las normas, es decir, en la práctica todavía se observan muchas carencias que deben de convertirse en un llamado de atención para aquellos empresarios, sindicalistas y profesionales que se ubican en esta rama de la producción.

Es necesario que en las empresas se trascienda el marco en que los controles e instrumentaciones de las normas de seguridad se ejecutan como trámites meramente burocráticos para evitar multas o sanciones, hacia un verdadero cumplimiento de la ley con el sentido de mejorar las condiciones de trabajo e incrementar la seguridad.

En la prevención de muchos de los riesgos de las actividades agroindustriales es fundamental la capacitación del personal, que debe saber a qué se expone y cómo protegerse; ya que tareas que en apariencia son muy simples, como barrer el interior de un silo o palear el cereal, en realidad son muy riesgosas.

La otra cuestión destacada es la necesidad de normatizar la restricción a los espacios confinados con un adecuado protocolo de seguridad que regule la limitación en el lugar en que generalmente las aberturas son reducidas y los operarios pisan granos que pueden deslizarse.

En este sentido, es muy importante realizar un buen diseño de los puestos de trabajo, asegurar una supervisión constante del personal jerárquico y contar con instrucciones precisas, formalizadas en planillas, que todo el personal conozca.

RUBÉN O. GABELLINI

Ingeniero Laboral, en Calidad y Medio Ambiente

Docente e Investigador del posgrado de Medicina Laboral de la Facultad de Ciencias Médicas y de la carrera de Ingeniería Industrial de la Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura (Universidad Nacional de Rosario)

Visiones: 542 | Ha añadido: apu242007 | Ranking: 0.0/0
Total de comentarios: 0
Solamente los usuarios registrados pueden añadir los comentarios.
[ Registrarse | Entrada ]
Archivo de registros

Estadisticas

Encuestas
Estimen mi sitio
Total de respuestas: 181

Copyright MyCorp © 2016