Planes de Emergencia en los centros sanitarios - 17 de Junio 2011 - Blog - HIGIENE Y SEGURIDAD LABORAL
Higiene y Seguridad Laboral Sábado, 10/12/2016, 12:36 PM
Le saludo Visitante | RSS
Menú del sitio

Banner

Calendario
«  Junio 2011  »
LuMaMiJuViSaDo
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930

Inicio » 2011 » Junio » 17 » Planes de Emergencia en los centros sanitarios
4:59 PM
Planes de Emergencia en los centros sanitarios

El Plan de Emergencia de un centro sanitario es un procedimiento que resulta dificultoso ya que existen obligaciones con las cuales los trabajadores tendrán una responsabilidad ética, moral y legal. La clave para hacer que esta responsabilidad con el Plan de Emergencia sea llevada a cabo por el personal de un centro sanitario es desde la implicación de los mismos en todas y cada una de las fases del Plan de emergencia, desde su diseño hasta los entrenamientos prácticos, consiguiendo un Plan de Emergencia que el personal lo interiorice como propio.

El Plan de Emergencia (en adelante PE) es un procedimiento de planificación y organización humana y técnica preparado para poder hacer frente a cualquier tipo de emergencia. Debe estar implantado en cualquier centro de trabajo, desde el pequeño almacén de barrio hasta la gran fábrica de mil trabajadores. Y debe estar implantado por varios motivos, el primero de ellos es el precepto legal de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (Ley 31/1995 reformada por la Ley 54/2003) donde en su artículo 20 cita que "El empresario, teniendo en cuenta el tamaño y la actividad de la empresa, así como la posible presencia de personas ajenas a la misma deberá adoptar las medidas necesarias en materia de primeros auxilios, lucha contra incendios y evacuación de los trabajadores designando para ello el personal encargado de poner en práctica estas medidas y comprobando periódicamente su correcto funcionamiento”. Como segundo motivo encontramos la responsabilidad social como empresa de tener unas normas de actuación para que en caso de emergencia haya las menos consecuencias personales y materiales.

En el caso de un centro sanitario resulta más complicado ya que como dice la L.P.R.L. anteriormente citada, existen unas "personas ajenas” a la empresa que son los pacientes, con los cuales el personal deberá tener una responsabilidad ética, moral y legal. Debido a ello tendremos una necesidad mayor si cabe, de cumplir plenamente con el artículo 20 de la L.P.R.L.

La única manera de hacer que esta responsabilidad con el PE sea llevada a cabo por el personal de un centro sanitario es desde la implicación de los mismos en todas y cada una de las fases del PE, desde su diseño hasta sus entrenamientos prácticos.

En gran variedad de artículos técnicos se ha hablado de cómo diseñar un PE, sus fases, desarrollo, implantación, procedimiento técnico, etc. pero pocas veces se llega más allá, es decir, como hacer que el personal se sienta directamente implicado en el mismo y participe de él, no como obligación si no como implicación y responsabilidad adquirida. Este artículo va dirigido especialmente a centros sanitarios que están en proceso de creación de su PE, pero también irá dirigido a demás empresas y colectivos que estén interesados en que su PE vaya más allá de una secuencia de acciones que sus trabajadores deberán realizar de forma mimética y robótica en los simulacros o en caso de emergencia real.

Cuando hablamos de la implantación de un PE, hablamos de forma continua de "trabajadores implicados” en el Plan, diciendo sin cesar y muy a la brava la palabra implicado. La definición de la palabra implicado, según el diccionario es "hacer participar a alguien en una cosa”, pero si lo incluimos en el contexto de un PE en centros sanitarios, llevará consigo una carga emocional importante al tener a su cargo terceras personas como son los pacientes, acompañantes, visitantes, etc. que en situaciones de emergencia y que requieran la evacuación completa de una planta, estarán a merced de las decisiones y actos ejecutados por los trabajadores "implicados”.

Es importante no ver el implicar al personal del centro en el PE como una dificultad o problema y sí verlo como una necesidad u oportunidad de trabajar el PE plenamente en todos sus ámbitos. En cada una de las fases de consecución del PE se deberán seguir una serie de conductas y pautas para conseguir que todos los niveles de la institución resulten implicados.

Fuente-Extracto del artículo publicado en la revista Prevention World Magazine nº 29

Visiones: 430 | Ha añadido: apu242007 | Ranking: 0.0/0
Total de comentarios: 0
Solamente los usuarios registrados pueden añadir los comentarios.
[ Registrarse | Entrada ]
Archivo de registros

Estadisticas

Encuestas
Estimen mi sitio
Total de respuestas: 185

Copyright MyCorp © 2016