Formación de los trabajadores en materia de Prevención de Riesgos Laborales - 29 de Junio 2011 - Blog - HIGIENE Y SEGURIDAD LABORAL
Higiene y Seguridad Laboral Miércoles, 07/12/2016, 6:09 PM
Le saludo Visitante | RSS
Menú del sitio

Banner

Calendario
«  Junio 2011  »
LuMaMiJuViSaDo
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930

Inicio » 2011 » Junio » 29 » Formación de los trabajadores en materia de Prevención de Riesgos Laborales
9:55 PM
Formación de los trabajadores en materia de Prevención de Riesgos Laborales

Formación de los trabajadores en materia de Prevención de Riesgos LaboralesFormación y Empresa es, sin lugar a dudas, uno de los binomios más importantes en el mundo de la educación para el trabajo. La Empresa – grande o pequeña, avanzada u obsoleta, pública o privada, productora de bienes y/o servicios – constituye el lugar en el cual serán aplicados muchos de los conocimientos, habilidades y actitudes que se adquieren en los procesos de la formación profesional. Esta, en materia profesional, implica que la misma debe atender a las necesidades reales que tienen las empresas y los trabajadores.

Pero, desde el punto de vista de las empresas, y fundamentalmente de quienes, de una u otra forma, las dirigen piensan: ¿para qué sirve la formación? ¿para qué la formación en prevención de riesgos laborales?

Muchos de los responsables de las empresas consideran la formación como una pérdida de tiempo y no ven, realmente, lo que aporta, tanto a la empresa como al trabajador. La formación colabora al desarrollo personal y profesional de los trabajadores y a la vez ayuda a mejorar la productividad de la empresa.

Si buscamos argumentos legales, la Ley 31/91 de Prevención de Riesgos Laborales en sus artículos 19 (Formación de los trabajadores) y 20 (Medidas de emergencia), corroboran la importancia de la formación.

Dichos artículos son la base legal que obliga al empresario a garantizar la formación teórica y práctica suficiente y adecuada a los trabajadores, tanto en el momento de su contratación, cualquiera que se la modalidad y/o duración del contrato, como cuando se produzcan cambios en las funciones que desempeñe o se introduzcan nuevas tecnologías o equipos de trabajo.

Si queremos ser competitivos es indispensable lograr una mejora de la productividad. Generalmente se habla del aumento de la productividad del trabajo, pero ésta ha de lograrse en todos los factores que intervienen en el proceso productivo.

A los efectos de aumentar la productividad del trabajo, esta no se logra a través del incremento del esfuerzo físico de los trabajadores; se logra a través del trabajo en equipo, mejora de los sistemas de gestión y de las condiciones de trabajo y potenciando la formación de los trabajadores en la empresa.

Una de las causas más repetidas en la disminución de productividad, es el absentismo laboral por enfermedad y un gran porcentaje de este, viene derivado de los accidentes laborales que se producen diariamente en las empresas.

Si conseguimos un mejor conocimiento de los riesgos a los que nos enfrentamos en nuestro puesto de trabajo, podremos combatirlos de forma más eficiente.

Desde el punto de vista empresarial, es imprescindible que se tenga bien claro que si los trabajadores no disponen de una buena formación en Prevención de Riesgos Laborales, peligra la existencia de la empresa.

Una de las funciones que corresponden a todos los trabajadores de la empresa y que como comentamos en el apartado anterior se engloba en el nivel básico de la actividad preventiva es promover, en particular, las actuaciones preventivas básicas, realizar evaluaciones elementales de riesgos y en su caso, establecer medidas preventivas del mismo carácter compatibles con su grado de formación, así como actuar en caso de emergencia y primeros auxilios, gestionando las primeras intervenciones al efecto.

La herramienta que marca qué necesidades de formación existen, quien es el responsable de la acción formativa, cuando se va a llevar a cabo la formación y el coste que conlleva es: el Plan de formación de la empresa. Que ha de ser ambicioso, para que luego se cumpla en su totalidad.

Las empresas deben ambicionar la integración de la prevención en la cultura de la empresa. De esta forma todos ganamos en seguridad y productividad.

La cultura preventiva debe percibirse a todos los niveles, no existe un único responsable de prevención de riesgos laborales en la empresa, sino que todos somos partícipes, dentro de nuestra medida, en la prevención. Para conseguir la implicación de todos, debemos conocer qué es y para qué sirve la prevención, y ese es el papel que juega la formación, el de informar y sensibilizar a cada uno de los integrantes de la empresa de su función en la prevención.

Resumen del artículo técnico publicado en PW Magazine nº 7.

Artículo completo en el nº 7 de la Revista PW Magazine(www.pwmagazine.com)

17/06/2008 - Fº. Javier González Márquez, Eur. Ing. Seguridad, Higiene y Ergonomía - Silvia María Casado Baeza, L. Administración y Dirección de empresas

Visiones: 456 | Ha añadido: apu242007 | Ranking: 0.0/0
Total de comentarios: 0
Solamente los usuarios registrados pueden añadir los comentarios.
[ Registrarse | Entrada ]
Archivo de registros

Estadisticas

Encuestas
Estimen mi sitio
Total de respuestas: 183

Copyright MyCorp © 2016